Gracias a la cuenta de Rhinomer se nos abrió todo un mundo de posibilidades que no desaprovechamos. Básicamente nos dedicábamos a pensar para OTC y la verdad es que nos salía bastante bien. Durante ese tiempo hicimos revistas, eventos, gadgets.